Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Back

1 de octubre de 2019

Es un concepto que suele usarse en las denominadas apuestas cruzadas. Significa apostar a favor de que un resultado suceda. Su contrario es el lay (apuesta en contra). El back es equivalente a las apuestas que se realizan en una casa de apuestas tradicional.



¿Qué es el back en las apuestas deportivas?


Se trata de un término ligado a las apuestas cruzadas, aquellas que crea un usuario/a a una cuota determinada a la espera de que otro/a la iguale para hacerla efectiva. En vez de apostar contra la casa de apuestas, se hará contra otro/a jugador/a. Quien pierda, paga al otro/a. A partir de aquí, a diferencia de las apuestas deportivas convencionales, en las cuales solo hay la posibilidad de apostar por un evento, en las cruzadas se puede apostar a favor y en contra de que algo pase: el back y el lay. 


El Back es apostar a favor que algo sucede. Se trata de una apuesta similar a las convencionales. Por ejemplo, si un jugador/a apuesta al -2.5 goles en un partido o a un empate, pone dinero pensando que eso sucederá. La principal diferencia entre backear una apuesta cruzada y apostar al mismo mercado en una casa de apuestas convencional es que en el primer caso la cuota suele ser mejor y además el usuario/a puede lanzar su propia cuota a favor de que algo ocurra. 


¿Cómo hacer un back?


Para realizar una apuesta cruzada hay que estar registrado en una casa que admita este tipo de apuestas. En España, hoy por hoy, la mejor opción es Betfair y su sección de Exchange, que es la plataforma que permite hacer las apuestas cruzadas. Para hacer el back, un jugador debe seleccionar la cuota de la columna azul, la de apuestas a favor. Se puede igualar la cuota, pero también puede que haya varias columnas paralelas a las azules con las cuotas propuestas por otros jugadores/as por ese mismo mercado. Es más, uno mismo puede lanzar su propio back si las cuotas que hay no le convencen. A partir de aquí, el procedimiento es el habitual. Faltará introducir la cantidad a jugar y el usuario/a verá la cantidad que puede llegar a ganar. 



Ejemplo: A partir de una cuota concreta alguien apuesta a favor de un equipo, un jugador, un resultado…. Arriesga el dinero que apuesta y ganaría el dinero de la apuesta multiplicado por la cuota. En un hipotético Barcelona-Atlético de la Liga Santander hay un cuota de 1.90 a favor del 1, otra de 3.00 a favor de la X y una tercera de 2.5 a favor del 2. Si la apuesta es de 10 euros a favor del Barcelona y se produce el triunfo azulgrana, el beneficio sería el siguiente (lo apostado multiplicado la cuota menos lo apostado): 10 x 1.90 - 10 = 9. A ésto hay que descontarle el porcentaje sobre lo ganado que aplica Betfair. 


Consejos para hacer un back


Hacer un back no tiene secretos, ya que es muy parecido a hacer una apuesta convencional. La particularidad entre el back de una apuesta cruzada o de intercambio y apostar por ese mismo mercado contra la banca está en que la cuota de la apuesta cruzada habitualmente es superior. De ahí que sea aconsejable comparar las cuotas del back y de la apuesta convencional antes de hacer la apuesta para, de esta manera, escoger la que más dinero puede dar.


El lay o apostar en contra


Hacer un lay es lo contrario que el back, es apostar a algo que no va se va producir. Así pues, un lay al Barcelona significa que se apuesta a que el equipo azulgrana no ganará un determinado encuentro (al jugador le vale el empate y la derrota del Barça).


En el caso de Betfair no solo se puede hacer lay a cada selección, sino que se puede elegir el precio que se quiere tomar y el dinero a apostar. Cuanto más bajo sea el precio de la apuesta en contra, menos riesgo habrá y la posibles ganancias serán mayores, pero también las probabilidades de éxito serán más bajas.


Hay muchas razones por las que los apostadores hacen un lay. Algunos lo hacen por pura estadística, porque creen que una cuota concreta es demasiado baja y merece la pena apostar en contra. Además, hay jugadores que hacen un lay primero para tratar de conseguir un precio mejor a favor una vez el evento haya comenzado, lo que se denomina trading.


Trading y Greenbook


  • Trading es una palabra anglosajona que significa ‘comerciar’. Es un término muy utilizado en el mundo de la bolsa. En las apuestas deportivas se asocia a los apostadores más experimentados y consiste en la compra y venta de pronósticos por parte de los usuarios de casas de apuestas de intercambio. Su objetivo es garantizar beneficios o minimizar pérdidas independientemente del resultado final de un evento. Para ello se recurre a la especulación, como en la bolsa, aunque en este caso con las cuotas de las apuestas. A partir del trading surge el término de apuestas cruzadas (o de intercambio), donde son los usuarios los que apuestan entre sí y no contra la casa de apuestas.
  • Greenbook es un término relacionado con el trading. Traducido al español sería ‘Sumar en verde’ y comporta lograr ganancias, venza o pierda el equipo en el que se apuesta. Lo que se hace es cubrir todas las posiciones de resultados posibles en color verde, es decir, con ganancias. Lo mejor es verlo con un ejemplo: Si en un Athletic-Villarreal, alguien apuesta por el equipo vasco y éste marca, bajan las cuotas del triunfo de los leones. Entonces el mercado queda a favor del apostante en cuestión, cosa que aprovecha para apostar contra el Athletic. Así, cubre los números rojos (los del empate y los de la victoria del Villarreal) en color verde y, pase lo que pase al final del choque, ganará dinero. Para hacer los Greenbook es importante tener un buen conocimiento del deporte escogido y seguir el mercado para apreciar las variaciones.
Apuestas Back
Últimos posts
Abecedario del apostante