Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Estrategia de apuestas

1 de octubre de 2019

Una estrategia de apuestas es una forma de apostar que se basa en un sistema o modelo concreto y teóricamente estudiado que puede dar beneficios. Lógicamente, sistemas hay muchos y la mayoría no dan los frutos esperados, pero son una buena base sobre la que construir la manera con que los usuarios se convierten en apostadores. 



¿Qué es una estrategia de apuestas deportivas?


Una estrategia de apuestas podríamos considerar que son las reglas que se establece a si mismo un apostador para apostar de una forma determinada. Cuanto mejor es el sistema, más fácil es apostar porque el propio modelo lo deja bien claro. ¿Por qué? Porque cuenta con los parámetros que le indican cuando se trata de apuestas con valor. Y si tienes el valor, tienes el motivo para apostar.


La estrategia de apuestas, sin embargo, se fundamente en el margen de error que proporciona el cálculo o movimientos de cuotas en el deporte. Esos desajustes o descompensaciones son los que permiten encontrar los huecos donde el sistema se hace válido y valioso, por ello no sirve cualquier sistema ni cualquier estrategia, a pesar que muchos novatos crean encontrar más de uno cuando empiezan en el mundo de las apuestas deportivas.


Las buenas estrategias de apuestas aparecen con el estudio de los partidos y las probabilidades, con que es necesaria una experiencia (o pagar a expertos o tipsters) para conseguir ganar a largo plazo. La única clave es ser mejor que las casas de apuestas o ir un paso por delante de la inmensa mayoría de jugadores y aprovecharse del error que genera el volumen de apuestas generados por la masa de jugadores perdedores.


¿Qué tipos de estrategia de apuestas básicas existen?


Es difícil de enumerar cuántos tipos de estrategias existen, pero siempre es posible encontrar algunas o añadir más a la lista según aparecen en páginas web que las ofrecen a partir de sus estudios o el de sus suscriptores. Sin embargo, antes que nada, se trata de distinguir las estrategias básicas sobre las que se basan las demás y, además, pueden (o deberían) darse a la vez. Entre ellas, las siguientes:

  • Por gestión de stake. Esta es la que todo el mundo debe saber, ya que es una estrategia básica para ganar a largo plazo. No apostar más del 5% de tu bankroll (dinero disponible para apostar) en cada apuesta para evitar perderlo todo en caso de pasar por una mala racha. Un claro ejemplo sería el Hedge, que se centra en la gestión del riesgo.
  • Por valor. Aquí se trata de apostar solamente cuando tenemos apuestas con valor, es decir sabemos (o seguimos a otros que saben) encontrar aquellas selecciones que representan un error (por cuota o lectura de mercado) y se traducen en márgenes de beneficio a nuestro favor.
  • Por trading. Es la estrategia de apuestas basada en las apuestas cruzadas (la que se realizan entre apostantes) o aquellas que mediante la relación entre apuestas pre-partido y en vivo es posible asegurarse ganancias pase lo que pase en el evento.


Estrategia de apuestas basadas en sistemas


Aquí, de entrada, deben diferenciarse los sistemas de apuestas de las apuestas de sistema. Estas últimas son aquellas apuestas que las casas de apuestas ya ofrecen en su oferta a los usuarios. Y se basan en combinadas múltiples a partir de un número determinado de selecciones que elige el propio apostante. Algunos ejemplos son el Goliath, la Heinz o la Yankee.


En cambio, los sistemas de apuestas son modelos que sigue el propio apostante con una sucesión de selecciones independientes que no se combinan entre si, sino que simplemente siguen unos parámetros numéricos o matemáticos.

Para entenderlo es tan fácil como conocer los sistemas de apuestas más populares y que la mayoría de apostantes, especialmente en los primeros pasos en este mundo, quizás se han atrevido a probar en alguna ocasión:

  • Martingala. Es tan fácil como decidir una unidad de apuesta (stake) determinado y seguir el sistema siguiente: Hacer una primera apuesta y si se pierde, doblar la siguiente y así sucesivamente hasta ganar una apuesta. Sobre esta base, en la segunda apuesta (si hemos perdido la primera) doblamos la cantidad y así vamos subiendo (x4, x8, x16…) hasta el acierto. El problema de este sistema, como ya habrás deducido, es que una mala racha nos lleva irremediablemente a la bancarrota.
  • Fibonacci. Es un sistema que funciona como el anterior pero en base a la sucesión numérica que indicó el matemático italiano del siglo XIII y que aún sirven en muchos campos como medidas de proporcionalidad. En las apuestas significa apostar sobre este stake: 1-1-2-3-5-8-13-21-34-55-89-144-233-377-610 y sigue. Hemos puesto solo 15 cifras que ya demuestran el nivel exponencial que conlleva y que, como la Martingala, una mala racha nos llevaría a perderlo todo en menos de lo que pensamos.
  • Sistema de Alembert. En este caso, a diferencia de los anteriores, la unidad de apuesta no sube o baja en función de una secuencia marcada, sino que lo hace de unidad a unidad a partir de nuestro stake. Por ejemplo, pongamos que arrancamos con una primera apuesta 10€. Si se gana sumamos un euro a nuestro stake (en la segunda apostaríamos 11€) y si perdemos restamos un euro (apostaríamos 9€). En la tercera, lo mismo, con base a esos 11 o 9 euros. Y así sucesivamente. Tiene menos riesgo que los anteriores y, teóricamente, las buenas rachas permiten acumular más beneficio para compensar las malas rachas.
  • Criterio Kelly. Este es el último de los sistemas que proponemos. Y posiblemente es el mejor de todos porque se basa en una fórmula que permite calcular el porcentaje de bankroll (cantidad que apostamos) según el yield esperado (porcentaje de ganancia) en cada apuesta. El stake (unidad de apuesta) variará, por tanto, a partir de un criterio que se ha demostrado con amplios estudios que maximiza nuestras ganancias. Sin embargo, no es nada fácil calcularlo y, obviamente, queda casi reducido a las manos de expertos y sus algoritmos. En el siguiente cuadro puedes observar su desarrollo:



La estrategia de apuestas y las limitaciones


Seguramente uno de los mayores peligros cuando uno se adentra en el mundo de las apuestas deportivas. Las limitaciones es casi una palabra maldita pero una triste realidad para los ganadores consistentes que consiguen beneficios a largo plazo. A las casas de apuestas les es muy sencillo identificar los usuarios que les ganan dinero y, más a menudo de lo que pensamos, usan las limitaciones para desactivarlos.


Normalmente lo hacen a través de un mail en el que advierten al apostante que, bajo su propia normativa, han llegado a la conclusión que podría estar usando sistemas fraudulentos para ganar y por ello le limitan las apuestas a cantidades irrisorias que le imposibilitan seguir siendo ganador. En el texto de su comunicación no especifican los motivos concretos, pero intuyen que es una estrategia de apuesta que, lejos de ser ilegal, no les conviene que siga usando.


Sin duda, lo que es claramente ilegal es la limitación personal del apostante, pero la legislación de las apuestas en España no prohíbe esta práctica que, indudablemente, favorece a la industria y perjudica al jugador, que estará mucho más expuesto a la limitación si apuesta habitualmente en mercados secundarios. En los grandes o líquidos, en cambio, el margen para limitarle es más flexible y puede ganar durante años antes que le limiten o cierren la cuenta.

Apuestas Estrategia
Últimos posts
Abecedario del apostante