Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Full stake

1 de octubre de 2019

El Full Stake es el porcentaje máximo de nuestra banca que deberíamos jugar en una misma apuesta. Aunque es un tanto relativo según el apostador y su estrategia, un full stake no debería de ser más de entre el 5 y 10 por ciento de nuestra banca total.



¿Qué es el full stake en apuestas deportivas?


Antes de definir propiamente lo que es el full stake, vale la pena hacer un recordatorio de lo que significa stake, que es la cantidad de dinero que se invierte en una apuesta. La confianza que se tenga en un determinado pronóstico hará que se utilice más o menos stake del bankroll o banca que se tiene en la cuenta de una determinada casa de apuestas. Es decir, por un lado está la cantidad disponible de alguien para apostar, que integra el bankroll y por el otro, la cifra que usa de este dinero disponible para hacer una apuesta, el stake. 


Habitualmente los stake suelen ir de una escala del 1 al 10, aunque depende del baremo de cada apostante. Como se apuntaba en el primer párrafo, el stake indica la confianza depositada en un determinado pronóstico. Cuanto más confianza, más stake. Cuanto menos confianza, menos stake. Cuando el stake llega al 10 se habla de full stake, aquellas apuestas deportivas en las cuales se tiene un absoluto convencimiento que serán ganadoras.


Aunque las sorpresas abundan en el mundo del deporte, el convencimiento de acertar una apuesta se puede dar en distintos casos: cuando hay mucha diferencia entre los dos oponentes, más en baloncesto, tenis y balonmano que en fútbol; cuando parece que se va a dar sí o sí un resultado, como en los famosos empates de la última jornada de liga entre dos equipos que sumando un punto habrán cumplido, o en apuestas a largo plazo en una fase de clasificación y hay un equipo muy superior al resto.


¿En cuánto debe fijarse el full stake?


Cada persona le pondrá el nivel que quiera al full stake, pero lo más recomendable es que éste se establezca en el 10% de la cantidad total que se tenga en la cuenta de una determinada casa de apuestas. Se puede bajar hasta el 7% en el caso de los apostadores menos experimentados, pero lo habitual es el 10% citado.


Lo mejor es verlo en números. Partiendo de 200 euros en el bankroll y un full stake de un 10%, la apuesta máxima para un caso así será de 20 euros, es decir el 10% de 200 = 20. 



Consejos para gestionar el bankroll y el full stake


  • Para hacer un buena gestión del bankroll, es recomendable usar una hoja de excel con todas las apuestas y como se han ido resolviendo. 
  • Es importante actualizar el bankroll con asiduidad para calcular correctamente el full stake, cuyo nivel va ligado a la experiencia del apostante. La suerte de los principiantes nunca es duradera, así que, prudencia.
  • Las apuestas han de estar planificadas para saber, en todo momento, el montante monetario que hay en el bankroll. Lo mejor es establecer un presupuesto para apostar y programar los pronósticos por día, por semana o por mes sin dejar la banca a cero.
  • No hay que apostar más de lo que uno pueda permitirse perder. Tratar de solucionar un problema de dinero apostando es un mal camino y no va a funcionar.
  • Es primordial apostar en algo que no sea nada desconocido. Como ya se ha apuntado en otros artículos de este abecedario del apostante, hay que indagar al máximo sobre todo aquello que rodee al evento al que se va hacer una apuesta. Cuanto más se sepa de los dos oponentes, de sus momentos de forma, de sus rachas, de como llegan al choque…hay más opciones de ganar la apuesta. Un consejo: la prensa local es una buena fuente para conocer entresijos de los equipos y con Internet es fácil acceder a sus contenidos. 
Apuestas Full Stake
Últimos posts
Abecedario del apostante