Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Rollover

1 de octubre de 2019

El Rollover Indica las veces que hay que apostar la cantidad recibida para poder liberar un bono de una casa de apuestas. Los rollover pueden llegar a ser muy diversos en función de cada casa. Generalmente, una casa pone la condición de que, para liberar un bono, hay que apostar X veces la cantidad recibida pero, a veces, a esa cantidad se le suma el ingreso del usuario. Esas X veces indican el rollover.



¿Qué es el rollover en las apuestas deportivas?


El rollover es un término económico que tiene un sinfín de acepciones, pero en las apuestas deportivas tiene un significado muy concreto que comparte con otras inversiones. Es la cantidad de veces que se apuesta una cantidad concreta de dinero.


En las apuestas existe una primera fase muy importante, que es la de los bonos. Especialmente en los de bienvenida, donde el rollover se traduce en la cantidad de veces que debe apostarse la cantidad que tenemos en la casa de apuestas después de entregado el bono o únicamente la del propio bono. Una situación u otra debe quedar clara en las condiciones que publica la casa y que siempre es una condición indispensable para que el jugador pueda retirar lo ganado con el dinero que le reportó el mencionado bono. Lo que se conoce como liberar el bono, es decir que ya sea nuestro y no estemos supeditados a sus condiciones.


El rollover, además, también hace referencia al bank y es clave en la gestión de nuestro bankroll. Y es que el rollover tiene relación con la cantidad que apostamos, por tanto es clave para calcular cuantas veces apostamos nuestro bank o el dinero que tenemos para apostar. Una cifra que permite sacar conclusiones sobre el rendimiento que conseguimos de nuestras apuestas y definir nuestras estrategias.


El rollover en los bonos de bienvenida


Los bonos son un reclamo para fidelizar clientes y especialmente para atraer a nuevos clientes mediante la figura de los bonos de bienvenida. Y una de las condiciones que pocos dominan es el rollover, que es de esas notas a letra pequeña que muchos desconocen y a la mayoría les sorprende negativamente.


Por ello es tan importante conocer las condiciones que las casas de apuestas incluyen en sus bonos porque, a menudo, no los conocemos y después se convierten en desagradables sorpresas que entorpecen enormemente el desempeño del usuario. Por eso debe saberse desde el principio, y antes de optar por consumir el bono, cuál es la cantidad por la que debemos multiplicar (ya sea únicamente el bono o el bono más ingreso).


(Foto 1er tipo de bono, que pondré cuando acabe el RD y en las casas puedan publicar sus bonos. Entonces también enlazaré a la casa correspondiente ;-))


Este segundo tipo corresponde a Bethard e incluye tanto el ingreso como el bono. Si es así, normalmente baja la exigencia del rollover (en este caso la multiplicación será por cuatro).



Por todo ello es clave saber que no hace falta optar por la cantidad máxima que nos ofrecen con el bono y mucho menos elegir obtenerlo, ya que se puede entrar en una casa sin necesidad de aceptar el bono de bienvenida. La recomendación de Winvictus es optar por él si tienes claro lo siguiente:

  • El coste de liberarlo. En la mayoría de casas no podremos sacar los beneficios hasta que no cumplamos con el rollover. Si no lo cumplimos, de hecho, perdemos la cantidad ganada y nos quedamos solamente con el dinero que ingresamos en el inicio.
  • Tiempo. Tener claro que apostaremos esa cantidad de rollover en un plazo de tiempo concreto. No solo es jugar, a menudo, una cantidad considerable sino hacerlo en pocos días o semanas. Suele tener las mismas consecuencias del primer punto, perder todo lo ganado.
  • Cuota mínima. Otra consideración, y no menos importante, es saber que no todo cuenta para cumplir con el rollover. Las selecciones que contarán, y que mayoritariamente no incluye los sistemas de apuestas, son apuestas con una cuota mínima (no suele bajar del 1.70) tanto en simples como en combinadas (al menos una de las selecciones deberá ser igual o superior a esa cuota mínima).
  • Desconcentración. Significa que las casas no permiten apostar el rollover en una sola apuesta o selección. Normalmente estipulan una cantidad máxima por apuesta o un mínimo de apuestas según la cantidad que tenemos de bono.


Consejos para superar el rollover


Teniendo en cuenta que forma parte de las condiciones que la inmensa mayoría de bookies incluyen en sus bonos y ofertas deberíamos tener claro cómo debemos hacerlo para afrontar ese rollover. Si sabemos cómo hacerlo, de hecho, podemos sacarle mucho rendimiento a los bonos de bienvenida para aumentar nuestro bank disponible. Para ello es clave:

  • Gestión de bankroll. En Winvictus insistimos en ello pero es que es una cuestión básica si queremos realmente ganar dinero con las apuestas. Saber qué cantidad disponemos para apostar y cuál es nuestra unidad de apuesta (stake) para jugarlo son dos cuestiones que los bonos (y sus rollovers) pueden influir en ellas y por tanto debemos tenerlo en cuenta.
  • Especialidad. Si se trata de convertirnos en apostadores ganadores haremos bien si nos convertimos en expertos de determinados deportes o mercados. A base de analizarlos y estudiarlos es más probable que consigamos buenos resultados (y aciertos) que no jugando a muchas disciplinas sin llegar a dominar ninguna.
  • Seguir a especialistas y/o tipsters. Una buena manera de iniciarse es seguir a expertos contrastados (imprescindible ver sus datos y estadísticas) que nos permitan hacer apuestas de calidad desde un principio. Que sean de calidad no implica que sean siempre acertadas, pero sí significa que son apuestas con valor de profesionales que conocen el sector y han demostrado ser ganadores a largo plazo.


¿Cómo calcular el rollover? 


El rollover tiene asignado un número a una equis que, obviamente, significa multiplicación. Cuando vemos x5, por ejemplo, es que deberemos multiplicar por cinco la cantidad que nos ofrecen de bono. En las apuestas deportivas, sin embargo, es habitual que incluyan el ingreso del usuario en esta cantidad que debemos multiplicar.


Por otro lado, a nivel de datos de inversión este x5 (o cualquier cifra) es el símbolo que ayuda a medir las veces que hemos multiplicado nuestro bankroll en un determinado plazo de tiempo. Normalmente se mide anualmente y cuando mayor sea la cifra significará que más dinero habremos apostado y, posiblemente, más margen de ganancias habremos obtenido. ¿Por qué? Porque a más apuestas y más dinero invertido, menor tendrá que ser el yield para obtener un buen margen de ROI (retorno de inversión).


Sin embargo, volviendo a los bonos que es aquello que afecta más al inicio de un apostante, ese número que va junto a la equis es muy importante para valorar la conveniencia o no de coger un bono. Normalmente se considera que si es menor de 5 es muy asumible y si es mayor de 10 empieza a ser un bono abusivo que convendría evitar. Y más si incluye también el ingreso del usuario en el cálculo del rollover.


Entre 5 y 10, que es precisamente una horquilla donde se mueven muchos bonos, la decisión deberemos tomarla según las apuestas que permitan (si entran combinadas y/o apuestas de sistema), la cuota mínima y, sobre todo, si el plazo que tenemos para cumplir con el rollover es suficiente para hacer sin prisas las apuestas que nos “obligan” a realizar.

Apuestas Rollover
Últimos posts
Abecedario del apostante