Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Trading apuestas

1 de octubre de 2019

Es una técnica de apuestas donde existen apostadores que se aprovechan de las variaciones en los cambios de las cuotas. Junto a sus conocimientos deportivos aplican técnicas bursátiles y sacan beneficios a los eventos con independencia del resultado.



¿Qué es el trading en las apuestas deportivas?


El trading en las apuestas deportivas es una forma de apostar que tiene más que ver con las prácticas financieras que con la simple selección de una apuesta. Por eso, en el trading, el marco no es una casa de apuestas convencional, sino una casa de apuestas de intercambio donde los usuarios juegan con otros usuarios comprándose o vendiéndose cuotas (lo que en mercados financieros serían posiciones).


El objetivo en el trading es garantizarse beneficios o minimizar pérdidas. Según cada caso y apuesta se podrá obtener ganancias pase lo que pase o, por el contrario, nos convendrá saber cuándo nos va en contra para parar la pérdida y no tener más de las deseadas.


En España, el ejemplo más claro es Betfair y su versión Exchange, que es precisamente la plataforma que ofrece el mercado de apuestas donde los usuarios compran y venden cuotas a las demás. La empresa gana porque en cada operación de ganancia se queda un porcentaje mínimo (nunca supera el 5% aunque varía según la experiencia del usuario y las cantidades apostadas) y, por ello, en el trading no existen las limitaciones como en las demás casas.


¿Cómo hacer trading?


Hacer trading puede ser sencillo si sabes las reglas o deviene complicado si no las conoces. No son difíciles, pero deben saberse los parámetros para no perderse y, sobre todo, no pierdas dinero por el camino. Básicamente consiste en realizar dos apuestas en sentido contrario que te permitan ganar pase lo que pase. Y eso la diferencia de las apuestas cruzadas.


En un principio, y siempre con análisis previo del partido o evento en el que pretendemos apostar, hemos de decidir si lo hacemos a favor de un equipo/jugador, lo que se conoce como Back, o en su contra, conocido como Lay. En la imagen, de Betfair Exchange, se distingue el azul (Back) y el rosa (Lay).



Según esta decisión, clave para conseguir ganancias, dependerá el proceso del trading, ya que el segundo objetivo es cubrir esta primera apuesta. Ya sea apostando en contra de esa primera selección (si la primera fue a favor) o a favor (si la primera elección fue en contra). Esta segunda apuesta debe realizarse tras un movimiento de cuotas o de tendencias que nos permita cubrir la primera y asegurarnos de terminar el encuentro/enveto con beneficio.


De otro lado, tenemos que ser conscientes que no siempre podemos conseguir ganancias, por tanto es tan o más importante saberlo para cerrar la operación cuando nos va en contra y minimizar pérdidas. Los especialistas suelen hablar de un 20% como el porcentaje que debemos contemplar para cerrar y no perder más. Lo hacemos comprando una posición de otro usuario que nos permita compensar la inercia en contra de la apuesta y, al menos, recuperar el 80% de lo apostado inicialmente.


Estos porcentajes, lógicamente, son orientativos y fruto de algunos manuales de trading deportivo, pero en otros se indica el tiempo como variable para cerrar la apuesta. Es decir, esperar a la segunda parte de un partido de fútbol o el segundo/tercer set en tenis.


Características del trading en las apuestas deportivas


El trading, como decíamos en su definición, es una actividad de apuesta que responde con otras variables, más acordes a operaciones que identifican las cuotas como valores que nos permiten ver apuestas con valor enfrente a otras que no los tienen o han dejado de tenerlos.


Por esto motivo podemos distinguir unas características concretas y valiosas:

  • Permiten un mayor (y mejor) control de tu actividad de apuestas. El hecho de saber cuándo y cuánto apuestas en cada momento y, también, cuándo y cuánto puedes perder en cada momento te permite controlar de forma más eficaz tus apuestas.
  • No existen limitaciones personales. Una gran ventaja respecto las casas de apuestas donde los ganadores a largo plazo suelen limitarlos para que, al menos, no sigan ganando cantidades importantes. En el trading la limitación es el dinero que entra en cada partido y en cada mercado, ya que varía entre el 1X2 y el de over/under de goles, por ejemplo. La limitación, en definitiva, depende del dinero que los apostantes aporten en él y, por tanto, es el único límite, ya que el jugador puede ganar o perder mucho sin que le cierren o limiten la cuenta.
  • Requiere conocimiento y experiencia. Por la manera de hacerlo y ejecutarlo, el trading no es para principiantes ni niveles. Se necesita tiempo para saber leer los partidos y los mercados para identificar las cuotas que son buenas para apostar. Por ejemplo, saber valorar la liquidez del mercado, ya que sin dinero en contra o a favor quizás no podrás cubrir tu apuesta como deberías hacerlo.
  • Menor número de mercados. Esta es una de las contraprestaciones que tiene el trading, que normalmente te obliga a centrarte en mercados generales y grandes, no existen los secundarios o menos líquidos que puedes encontrar en las casas de apuestas normales. Los córners, las tarjetas o los asiáticos no suelen aparecer en las casas de intercambio.
  • Oportunidad de buenas cuotas. La contrapartida de la anterior característica es que las cuotas se mueven según la entrada de dinero de los apostantes, así que es posible encontrar buenas oportunidades si entra dinero. Y más si el partido o evento, por ser igualado o más imprevisible, tiene fluctuaciones de cuotas considerables. 


Trading o Cash out


A menudo el trading puede confundirse con otras acciones que permiten las apuestas. Una de las incorporaciones de los últimos años es el Cash out, que es la oportunidad de cerrar una apuesta abierta en cualquier momento, siempre que la casa lo permita.


Sin embargo, el Cash out, aún siendo una buena herramienta para el apostante, es una opción que se da en las casas de apuestas convencionales. Y a pesar que sirve tanto para asegurar ganancias o minimizar pérdidas, objetivos que comparte con el trading, no puede compararse con él porque no responde a una acción previamente estudiada.


Es decir, el trading ya tiene en cuenta que abrirá una operación (con una apuesta concreta) y que la cubrirá más adelante (cerrándola con otra apuesta) con el objetivo de ganar un porcentaje de lo apostado o perder lo menos posible de lo jugado inicialmente.


El Cash out, en cambio, es una posibilidad más que tenemos en una apuesta normal donde apostamos por un suceso en un partido o evento concreto. Aquí queremos que gane o pierda un equipo/jugador, y si vemos que no lo hace podemos renunciar a esa apuesta para no perderlo todo. No existe una valoración de apuesta contraria o para cubrir la primera, circunstancia que siempre sucede en el trading.

Apuestas Trading Apuestas Cruzada Cash out Betfair
Últimos posts
Abecedario del apostante