Blog de apuestas deportivas | Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Abecedario del apostante

Wager Limit

1 de octubre de 2019

Límite de apuesta. Es el importe máximo que acepta una casa de apuestas para cada mercado.



¿Qué es el Wager Limit en apuestas deportivas?


Los límites forman parte de nuestras vidas. En un cajero automático se puede sacar una cantidad limitada de dinero en un día. En una carrera de montaña o de bicicletas hay un límite de tiempo marcado por la organización para cruzar la meta. Y al volante en la carretera no se puede superar una velocidad concreta según el tipo de vía por la cual se circule. Las limitaciones también los ponen las casas de apuestas. El Wager Limit es una de éstas y hace referencia al importe máximo aceptado por un operador para cada mercado antes que varíe el precio de la cuota. Todos los pronósticos deportivos tienen límites de apuesta según el evento y el tipo de apuesta realizada. De hecho, cada bookmaker pone unos límites según la modalidad, la competición y los contendientes. También influye en el Wager Limit el nivel de aceptación de un evento. Los que tienen más adeptos tienen también más límites.



¿Por qué existen estos límites?


Las casas de apuestas deportivas establecen sus propios límites para evitar arriesgarse a sufrir grandes pérdidas y mantenerse al pie del cañón. Sin estas limitaciones una gran apuesta de un/a único/a jugador/a haría temblar los cimentos del operador en cuestión. Y es que si los/las apostadores/as ganaran dinero a un ritmo constante en grandes apuestas en una casa determinada, ésta perdería liquidez y, probablemente, se vería obligada cerrar. El objetivo de los bookmakers es que las apuestas que ofrecen al público demandante reciban una cantidad de dinero equilibrada en todas sus opciones. Los límites en las apuestas evitan el desequilibrio.


Deportes y eventos más expuestos a las limitaciones



El tipo de deporte y evento por el cual apostar marcarán, en gran parte, los límites en las apuestas para los jugadores/as. Es algo que ya se ha apuntado en el primer párrafo. Apostar en la final de la Champions o de un Mundial, en un Clásico de la Liga española o en los playoff de la NBA tendrá una connotaciones distintas que hacerlo en eventos con menor repercusión o en deportes más minoritarios como un gran torneo de tenis de mesa. En las grandes citas hay un alto volumen de apuestas y muchos más límites. En compromisos poco mediáticos disminuirá el número de apuestas y, claro está, las limitaciones.


Dentro de una misma modalidad deportiva, también hay variaciones en los límites impuestos por los bookies. En fútbol, por ejemplo, no es lo mismo apostar en un duelo correspondiente a la Champions League que en un partido del grupo quinto de la Tercera División española.


Volviendo a los diferentes tipos de deportes, los que ofrecen más límites son aquellos más apostados, en España, el fútbol, el baloncesto y el tenis. Estas especialidades son las que mueven más cantidades de dinero, algo que tienen controlado los distintos operadores para poner sus propios límites de apuesta según el evento que sea. Las casas pueden bajar la guardia en modalidades menos mediáticas como los dardos, el tenis de mesa o el voleibol, ya que el montante económico que generan por parte del público es mucho menor.


Además del tipo de deporte y del tipo de evento, algo que también influye en las limitaciones puestas por las casas de apuestas son los mercados. Es decir, dentro de un mismo evento, se establecen unos mayores límites en los más populares como los de ganador (1X2) que en los mercados secundarios, como el número de saques de esquina, con un menor wager limit. En definitiva, el dinero que se mueve alrededor de una determinada apuesta marca el nivel de la limitación establecido por la casa de apuestas.

Apuestas Wager Limit
Últimos posts
Abecedario del apostante