Blog de apuestas deportivas | Cosas de apuestas

Cosas de apuestas

Estrategia cuotas bajas. ¿Cómo apostar a cuotas bajas?

26 de febrero de 2021

Las apuestas deportivas y las estrategias están íntimamente relacionadas y en casi todos los mercados y deportes es posible encontrar métodos para intentar obtener rentabilidad. Incluso en las cuotas bajas, donde la mayoría de apostantes creen que no es posible hacerlo.


Para empezar, también depende de la manera en cómo se ven y afrontan las cuotas bajas. De entrada, son como dos caras de una misma moneda. Por un lado, su cifra nos indica que es más fácil acertar. Del otro, que debemos acertar mucho más para tener ganancias a largo plazo. En este artículo, intentamos ver ambos lados y analizamos las estrategias que las rodean. 



La estadística para saber cómo apostar a cuotas bajas


De entrada, tendríamos que definir qué es una cuota baja. La verdad es que no existe un manual ni ninguna normativa que indique hasta cuándo consideramos que una cuota es baja. Por ello la valoración es muy personal, aunque la estadística puede ayudarnos a encontrar nuestro propio criterio.


Este criterio lo evaluaremos en base al porcentaje de acierto que necesitamos para ser rentables. Y vemos un par de ejemplos para entenderlo mejor.


Partimos de una muestra de 100 apuestas realizadas en cualquiera de los ejemplos. Lo que cambiará es la otra variable, que es la cuota media apostada en esas cien apuestas.


  • Si fuera 1.80, necesitaríamos acertar más del 55,55% para ganar (sale de dividir 100 entre 1.80)
  • Si fuera 1.25, necesitamos acertar más del 80% para ser ganadores.


El porcentaje que sale de dividir el total de apuestas (en este caso 100, para hacerlo más sencillo) con la cuota media (conviene que tengas un excel o un programa para saber este dato), es lo que llamaremos el umbral de la ganancia. Es decir, el mínimo que deberás acertar para no perder dinero con las apuestas deportivas.


Como has podido ver, la conclusión es tan evidente como exacta: A más baja cuota, más estás obligado a acertar. Nuestra recomendación es que te sientas cómodo con ese porcentaje, sea más alto o más bajo.


Normalmente es una consecuencia de tus selecciones y los tipos de mercados de apuestas que te gusta apostar, pero si estás empezando, estaría bien que fueras consciente del nivel de acierto que necesitas para cada tipo de cuota. Así, cada uno escoge lo que considera como cuota baja. Aunque, como regla general, por debajo de 1.50 ya se puede considerar cuota baja.



El poder de la probabilidad: Apostar al par y menos 2,5 goles 


Las cuotas combinadas son una forma de apostar que la mayoría de apostantes han probado alguna vez. También al principio de tu experiencia en las apuestas es inevitable no intentarlo, ya que el aumento de cuota es un caramelo que merece la pena.


No obstante, con el tiempo te das cuentas que la combinada aumenta tanto de cuota (es el resultado de multiplicar cada cuota de cada selección individual) como el riesgo que asumimos. Es una obviedad, pero cada apuesta es un riesgo, así que una combinada formada por tres partidos conlleva tres riesgos. Y así acumulativamente.


Por ello, las combinadas serán una buena estrategia si estaríamos dispuestos a jugar cada apuesta individual que la conforma. No importa que las cuotas sean bajas. La clave es que cada selección tenga valor por sí misma.


La combinada será una buena estrategia si encontramos valor en cada apuesta individual que la forma


La clave de la combinada, en definitiva, es la apuesta con valor. Más allá de la cuota, del mercado y del deporte en cuestión, si nuestra selección tiene valor, puede ser una buena elección si decidimos agregarle otras apuestas con valor.

En resumen, los datos y las estadísticas deportivas, los estudios y los análisis; y las buenas decisiones son tan o más importantes que en las apuestas simples. Al fin y al cabo, una combinada será buena si las apuestas simples que la componen son buenas. Y una buena recomendación es que las hagas en simples y la combinada sea como un “premio” adicional.



Consejos para apostar a cuotas bajas


Apostar a cuotas bajas, por tanto, es un método como cualquier otro y no debemos pensar que, por ser precisamente cuotas bajas, pueden apostarse sin más, sin tener en cuenta la cantidad de dinero que se pone en juego y el riesgo de perderlo.


Para ser conscientes de todo ello, te dejamos algunos consejos para definir una estrategia cuotas bajas:

  • Apuestas de dos opciones. Los ejemplos más evidentes son el tenis y el baloncesto, ya que son deportes donde gana uno u otro. En fútbol, sin embargo, también existe la apuesta sin empates o el hándicap asiático cero (con el empate no devuelven la cantidad apostada).
  • Mayor volumen de apuestas. Si somos capaces de encontrar valor en cuotas bajas, posiblemente también tendremos la opción de hacer más apuestas de lo normal. Con esta opción compensamos con la cantidad las pocas ganancias que se generan con cada apuesta y, de paso, evitamos caer en las combinadas de muchas selecciones.
  • Combinada de dos o tres selecciones máximo. Precisamente para evitar el riesgo excesivo que suponen combinadas múltiples, lo mejor es autolimitarse a dos o tres selecciones por combinada.
  • No caigas en la falsa seguridad de la cuota baja. A veces creemos que por ser tan reducida es casi segura. Y en las apuestas no hay nada seguro, no lo olvides.
  • La cuota mínima viable. Cuando hablamos de cuotas bajas parece que vale todo, pero no es recomendable combinar cuotas por debajo de 1.20 o 1.25. Algunos expertos consideran que por menos que eso es exceder el riesgo que debes asumir en una apuesta.


Como ves, la estrategia de apuestas deportivas a cuotas bajas depende de tu forma de apostar. Si te encuentras cómodo en este tipo de selecciones y, sobre todo, encuentras valor en ellas, no dudes en probar tu estrategia.


Eso sí, siempre mide y controla las apuestas, la cuota media y el porcentaje de acierto. Ninguna estrategia es rentable si no lo demuestran los números. Por ello, además de consultar nuestro comparador de cuotas, desconfía de aquellos que combinan cuotas muy bajas y se dan de ganadores cuando no dan pruebas ni tienen perfiles en páginas serias y contrastadas de seguimiento de pronosticadores o tipsters.