Blog de apuestas deportivas | Cosas de apuestas

Cosas de apuestas

Hándicap en el fútbol: Apuestas con hándicap en el fútbol

21 de julio de 2021

El hándicap en fútbol es posiblemente una de las apuestas que más ha crecido los últimos años. Y existen razones y motivos que lo justifican, entre ellos la forma en que el apostante puede sacar ganancias en un tipo de mercado de apuestas deportivas que se ha popularizado al tiempo que se ha extendido en la oferta principal de las casas de apuestas. Si quieres descubrir ese potencial, no te pierdas este artículo.



Que son las apuestas con hándicap en el fútbol 


El hándicap en apuestas deportivas es la ventaja o desventaja que se da a uno de los equipos de un partido. Es un tipo de apuesta que permite igualar las fuerzas cuando aparentemente existe una diferencia entre dos de los protagonistas. Y esa igualdad se produce con el hándicap, que resta goles al teórico favorito o da goles al conjunto que se supone inferior en el duelo.


Para entenderlo, nada mejor que un ejemplo. Vamos a la primera jornada de La Liga de la temporada 2021/22. El Madrid de Ancelotti se estrena en el campo del Alavés, club modesto que sufrió para mantenerse la pasada campaña. Por potencial y calidad, el cuadro blanco parte favorito y así se refleja en las cuotas de apuestas deportivas.


Y una buena manera de comprobarlo es precisamente con el hándicap y su línea de salida. Es decir, cómo arranca el mercado. En este caso, como se ve en la parte superior de la imagen siguiente, el Madrid tiene algo más de un gol de desventaja respecto al Alavés, que tiene más de un gol de margen para encarar el encuentro.



En los hándicaps inferiores de la foto se ven hándicaps adicionales que permiten al apostador afinar su apuesta sobre el hándicap. En este caso, de la modalidad asiática, que desgranamos a continuación para saber diferenciarlo de otros hándicaps que existen en el fútbol.



Hándicap asiático en fútbol 


El hándicap asiático ha ganado terreno en los últimos años de forma exponencial a otros tipos de hándicap en el fútbol. El primero que apareció fue el europeo, que venía de la tradición de los países británicos, donde las apuestas deportivas cuentan con mayor tradición e implantación que la mayoría.


El hándicap europeo daba la ventaja o desventaja a un equipo, pero no contemplaba el empate, que siempre resultaba una apuesta perdedora. Partiendo del ejemplo anterior, si apostamos a Madrid -1 (un gol de desventaja) significa que el cuadro blanco debe ganar de dos o más goles para que nuestra selección resulte ganadora.


Pero… ¿qué pasa si gana de un solo gol?


Cuando se trata de hándicap europeo, perderíamos la apuesta. El empate se contempla como una opción perdedora, cosa que no pasa con el hándicap asiático. Y esa es la gran diferencia entre uno y otro. En el hándicap asiático si el Madrid se impone por un gol, nos devuelven la cantidad apostada. Se considera que no se gana, pero tampoco se pierde, así que recuperamos nuestro dinero.


Lógicamente, esta distinción también se refleja en las cuotas, pues el hándicap asiático tiene menores cuotas que el europeo, pero da más margen al apostador. Por eso se valora tanto, y cada vez más, el hándicap asiático en fútbol.


Sin embargo, el hándicap asiático tiene más miga y sus posibilidades han aumentado con el paso del tiempo. Descúbrelo en el punto siguiente. 



Hándicap asiático fútbol: Un mercado de mitades y cuartos  


La ventaja o desventaja clásico son número enteros. El -1 del Madrid del ejemplo anterior es el hándicap asiático más normal, pero dentro del mercado de hándicap asiático fútbol también se contemplan las ventajas o desventajas a mitades o cuartos.


En Bet365 y, por suerte, cada vez en más bookies, se contempla este mercado que, a menudo, se encuentra dentro de los asiáticos. En este caso, como ‘Hándicap asiático adicional’. Aquí puedes comprobar las opciones para el partido entre Barcelona y Real Sociedad de la jornada inaugural de la liga 2021/22.



Y como ves en la imagen, existen muchos mercados que cuesta entender, sobre todo si no estás familiarizado con ellos. Por eso estás aquí, para entenderlos y sacarles el máximo provecho. Básicamente debes distinguir entre dos tipos de hándicap asiático, el de las mitades y los cuartos.


El de las mitades se distingue de los enteros porque no se puede empatar. La mitad que contempla el hándicap asiático permite siempre dar un ganador o un perdedor. En el caso de la foto, sería los ejemplos del +/- 2,5; el +/- 1,5 o el +/- 0,5.


Es decir, dar desventaja al Barça (los mercados en negativo) o ventaja a la Real (los mercados en positivo). En cualquier caso, estas ventajas o desventajas deben sumarse al resultado final y, según el marcador resultante, ganamos o perdemos la apuesta. Imaginemos que consideramos que el cuadro vasco puede dar guerra en un estreno liguero donde el Barça, también por tanto internacional en su plantilla, aún no esté en buen ritmo competitivo.


Esta tesis nos lleva a pensar que la Real no perderá de dos o más en el Camp Nou. Una buena opción, por tanto, podría ser el hándicap asiático +1,5 a un 1.70 de cuota. Esta opción nos permite hasta una derrota por la mínima del cuadro realista. Todo lo que sea peor que eso, perderíamos la apuesta. En cambio, hasta esa derrota por un gol, nuestra selección sería ganadora.


Los cuartos, mientras, funcionan del mismo modo, aunque el resultado final de aplicar (sumar) el hándicap asiático al marcador da una cifra decimal que puede liar nuestra percepción del mercado. Por ello, antes que nada, debes saber leerlo, ya que en ocasiones puede confundir.


Si ves, como se percibe en la imagen anterior, cualquier opción con dos números, como “+1,5, +2.0”, el hándicap asiático que apostamos se corresponde a la mitad de esa selección. En este caso, +1,75. Y así, con todas esas opciones, que siempre terminan siendo valores terminados en ,25 y ,75. Son los conocidos cuartos que, al sumarlos al resultado final, nos darán marcadores en cuartos que serán apuestas ganadoras o perdedoras parcialmente.


Siguiendo el ejemplo del duelo entre Barça y Real Sociedad, y partiendo del análisis anterior, creemos que la Real puede que saque algo positivo de su visita a Barcelona. Si el X2 (o el hándicap +0,5) nos parece un tanto arriesgado, podemos optar por el +0,75. Pero… ¿cómo se resuelve?

  • Si la Real gana o empata, lógicamente ganamos nuestra apuesta.
  • Si la Real pierde por un gol, perderíamos la mitad de la apuesta (nos devolverían la mitad del dinero invertido).
  • Si la Real pierde de dos o más goles, perdemos nuestra apuesta.


Los cuartos, en resumen, nos permiten minimizar riesgos o arriesgar un poco más en busca de una sorpresa que consideramos más posible de lo que proponen las casas. El hándicap asiático en fútbol, por tanto, adquiere más matices y posibilidades para el apostante.


Eso sí, debes entender ese porcentaje por cuartos que puede darnos selecciones medio ganadas o perdidas, ya que no existe peor forma de perder dinero que no sabiendo el motivo de perderlo.



Hándicap asiático goles


El hándicap en el fútbol no termina en las ventajas y desventajas que se dan a los equipos. Los goles también han entrado en escena y son un mercado cada vez más apetecible. Sin embargo, no se debe confundir con el clásico over/under, que también cuenta los goles, pero en su forma más genérica.


Es decir, el mercado over/under (más/menos) se plantea, normalmente, en formato +/- 2,5 goles u otras cifras, pero siempre presentadas a mitades para, consecuentemente, dar un ganador o un perdedor de la apuesta.


En cambio, el hándicap asiático de goles, también conocido como hándicap asiático línea de gol, propone también números enteros y cuartos, como los vistos anteriormente.


Por tanto, en las casas que lo permiten (cada día más extendido en más plataformas), se puede optar, entre otros, por un +/-3 por ejemplo, o por un +/- 2,25. Pero… ¿qué significan?


Pues que si en el partido se marcan tres goles en total (da igual de qué equipo sean), se nos devuelve la cantidad apostada. Y el retorno se ejecuta tanto para los que optaron por +3 goles como los que jugaron a -3 goles.


Y para el +/- 2,25 se debe resolver como lo hacíamos anteriormente en las ventajas/desventajas:

  • Si has apostado a +2,25 goles, si en total se marcan dos goles, pierdes la mitad de la apuesta. Con tres o más dianas a lo largo del encuentro, ganas.
  • Si has apostado a -2,25 goles, si se marcan dos goles, ganas la mitad de la apuesta. Con tres o más la pierdes entera y solo percibes todas las ganancias en caso que haya uno o cero goles.


Como ves, el hándicap asiático de goles ha ampliado el espectro de oportunidades en un mercado que es una especialidad para muchos tipsters o pronosticadores. Y es que la línea de gol del hándicap asiático completa los hándicap en el fútbol y permiten afinar más el estudio y análisis de nuestras selecciones. El objetivo, arriesgar siendo conservadores (optando por los cuartos) o maximizar beneficios con aquellos duelos que pueden abrirse y dejar un buen número de goles en el marcador.