Blog de apuestas deportivas | Eventos destacados

Eventos destacados

Previa NBA: Todos contra los Lakers de LeBron, Davis y Marc Gasol

21 de diciembre de 2020

La mejor liga de baloncesto del mundo arranca después de la pretemporada más corta de su historia. Solo habrán pasado 72 días desde la coronación de los Lakers como campeones en la burbuja de Orlando, y ya vuelve la competición en una NBA que será algo más reducida (la fase regular pasa de 82 a 72 partidos) y con ausencia de público, al menos hasta primavera, debido al Coronavirus.


La pandemia, precisamente, ha marcado el mundo desde marzo pasado y también la NBA, que ha establecido un protocolo estricto para que el Covid interfiera lo mínimo posible. Controles cada dos días, también en día de partido, y fuertes medidas para frenar los contagios. Si un jugador da positivo deberá pasar una cuarentena aislado de diez días, tras los cuáles, si da negativo en dos pruebas seguidas con diferencia entre ellas de 24 horas, podrá volver a entrenar, aunque lo hará solo y sin contacto con el equipo durante dos días.


Restricciones y prohibiciones para protegerse del virus


Por normativa, por tanto, el mínimo que un jugador estará fuera de las canchas serán 12 días, que podrían ser más si tiene síntomas y debe acudir al hospital. Con todo, para evitar contagios también se han establecido restricciones en el día a día de los equipos (máximo 45 personas como grupo de viaje) y prohibiciones para los jugadores (no pueden ir a bares, salones, clubes nocturnos, asistir a acontecimientos públicos, piscinas y las reuniones familiares quedan reducidas a máximo 10 personas).


El Staples Center de Los Angeles, como las demás pistas, empezaran vacías la temporada. // Foto: Twitter oficial del Staples Center.


El objetivo del comisionado es reducir al máximo la posibilidad de suspender partidos y, llegado al caso, cancelar la competición. Por eso, cada brote de Coronavirus que se produzca en cualquier equipo se estudiará individualmente, ya que dependerá de cuantos jugadores y técnicos afecte para pensar en posibles aplazamientos.


Volviendo a la competición, la fecha inicial no es casualidad, ya que en esta época navideña es cuando la NBA consigue notables audiencias debido a una programación especial, con un buen puñado de grandes partidos. Y el día 25, con 12 horas seguidas del mejor baloncesto del planeta. El menú es el siguiente:


  • Miami Heat – New Orleans Pelicans (18 horas)
  • Milwaukee Bucks – Golden State Warriors (21:30 horas)
  • Boston Celtics – Brooklyn Nets (00:00 horas)
  • Los Ángeles Lakers – Dallas Mavericks (03:00 horas)
  • Denver Nuggets – LA Clippers (05:30 horas)


Un día de Navidad que verá la mayoría de candidatos en cada conferencia, empezando por los dos vigentes finalistas de la NBA como Heat y Lakers. Sus teóricos grandes rivales (Bucks y Celtics en el Este; Clippers, Mavs y Nuggets en el Oeste) también entran a escena. Una jornada que será ya el segundo partido para todos en un arranque tan expectante como trepidante.


Así es como anunciaron los Lakers en sus redes a Marc Gasol. // Foto: Twitter oficial de los Lakers.


La mayoría de españoles, con roles importantes


A la espera de lo que pueda pasar con Pau Gasol, que pretende seguir jugando en la NBA, son cinco los españoles con contrato. Entre ellos, su hermano Marc, que ha fichado por los Lakers donde puede ser una pieza clave en defensa y, sobre todo, con su visión de juego en ataque posicional. De hecho, los rumores apuntan que Pau podría acompañarle para formar un juego interior muy completo y experto. Además, el aura de los dos títulos que consiguió con Kobe Bryant en la franquicia angelina se sumaría a la narrativa de un equipo que, sin duda, es favorito a repetir título y el gran rival a batir.


Ricky Rubio (en la foto, publicada en el twitter oficial del equipo, luce su nueva camiseta) y Serge Ibaka, por su parte, apunta a titulares. Éste último, como Marc, dejó Toronto para irse a un ‘contender’ (candidato al anillo) como los Clippers, rival ciudadano de los Lakers y donde el pívot de origen congoleño se reencontrará con Kawhi, pues juntos se llevaron el anillo en los Raptors y aquí son aspirantes a repetir la gesta. Rubio, por su parte, parecía tener un puesto fijo en los Phoenix Suns pero en una semana pasó de ser traspasado a Oklahoma para finalmente recalar en Minnesota.


No es un mal destino para el base del Masnou, que vuelve a la que fue su primera parada en la NBA y donde se convirtió en un base de referencia. Aquí podría ser otra piedra angular para el crecimiento de los Wolves. Karl Anthony Tows y D’Angelo Russel son las figuras principales pero los técnicos esperan que Rubio, como ya hiciera en los Suns, les permita escalar varios peldaños en cuanto a bloque y, especialmente, calidad e inteligencia de juego colectivo.


A su lado tendrá otro español, Juancho Hernángomez, que convenció a los técnicos desde que llegó en febrero. Casi 13 puntos de media y más de 7 rebotes por duelo fueron las credenciales para ganarse la renovación y, más allá de ser o no titular, formar parte de la rotación fija del equipo.


El quinto español es el hermano de Juancho, Willy. La pasada campaña jugó en los Hornets, que parecían contar con él para este curso, pero finalmente le descartaron. Su lucha y sacrificio, sin embargo, siempre es bien valorada y consiguió contrato por un año con los Pelicans, que han rodeado de buenos jugadores a sus dos estrellas emergentes, Zion Williamson y Brandon Ingram. A pesar de ello, los playoffs parecen un objetivo demasiado ambicioso.


Un Oeste que es mucho más que viejo y peligroso


Los cinco españoles, curiosamente, jugarán en la conferencia que, desde hace años, es la más fuerte y competitiva. No en vano, desde los Bulls de Jordan (su último título fue en 1998), el Oeste se ha llevado 15 títulos de los últimos 22 disputados. De esos quince, seis han sido de los Lakers, con Bryant liderando los cinco anteriores al último, el más reciente, bajo los mandos de LeBron James y Anthony Davis. Dos superestrellas de la liga que supieron dar valor al bloque y dejarse dirigir por un buen entrenador como Frank Vogel.


Este año, además, se han reforzado con criterio. Al mencionado Marc, se le suman en tareas interiores Montrezl Harrell (fue declarado mejor sexto hombre la liga pasada jugando por su gran rival, los Clippers) y en posiciones exteriores, el base alemán Dennis Schröder y el veterano tirador Wesley Matthews. Piezas que rejuvenecen el plantel campeón, donde estaban Howard, Bradley y Rondo. Tres expertos en playoff que precisamente dejan esa duda, si la rotación para la postemporada es realmente mejor que la que tenían.


Sin embargo, lo que queda claro es que los angelinos púrpuras son los rivales a batir. Y no solo por el anillo que defienden, sino por plantilla compensada con enorme equilibrio. Del resto, se tendrá que ver si los Nuggets siguen creciendo (vigentes finalistas del Oeste) alrededor de su gran pareja (Murray y Jokic); si los Clippers mejoran la química de equipo y Kawhi Leonard es el líder que les puede llevar a su primer título; y si Dallas (con Doncic de estandarte), Utah (Mitchell) y Portland (Lillard), con planteles de gran talento y enorme capacidad de trabajo, pueden dar el salto para considerarse aspirantes a las rondas finales.


Medidas para poner cerco

al ‘load management’


Precisamente por Kawhi (en la foto viste la nueva camiseta de los Clippers en una imagen promocional publicada en las redes del equipo) se acrecentó la polémica el año pasado con el conocido load management, que no es otra cosa que dar descanso a tus figuras en un determinado número de partidos durante la fase regular. Especialmente cuando se disputan los conocidos back to back (duelos en noches consecutivas).


Por eso esta temporada entrará en vigor otra normativa que, a diferencia de la del Covid, se mantendrá a lo largo de los años. Y es que a la liga nunca le ha gustado esta manera de gestionar las plantillas y desde este curso se sancionará a las franquicias que, sin lesión o justificación de por medio, hagan descansar a sus mejores jugadores.


Las consecuencias serán multas y/o sanciones cuando suceda en partidos de “importancia y televisados a nivel nacional”, esgrime el comisionado en una nota que defiende su postura por el bien de la competición que, en gran medida, depende de los altos ingresos que se reciben de los contratos televisivos que se quieren proteger. Y que no son poco, pues se cerró un acuerdo en 2015 por un período de diez años a razón de 24.000 millones de dólares.


Una televisión que cruza los dedos para que el Coronavirus afecte lo menos posible a la que será la temporada 75 en la NBA con un calendario que ha reducido 10 partidos su fase regular, pero sigue siendo apretado y que tiene las siguientes fechas clave:


  • Inicio temporada 2020/21 – 22 de diciembre
  • All-Star 2021 – Por primera vez desde 1999 no se disputará
  • Descanso – Del 5 al 10 de marzo no habrá partidos
  • Segunda parte de la temporada – 11 de marzo
  • Torneo play-in para acceder a playoffs – Del 17 al 21 de mayo
  • Playoffs 2021 – A partir del 22 de mayo
  • Finales NBA – A partir del 8 de julio y si hubiera séptimo partido, antes del 22 de mayo


Los efectos del Covid son los que evitan que no se tenga calendario más allá de marzo, aunque lo que es seguro es cuando debe terminar la competición, pues el 23 de julio arrancan los Juegos de Tokio y no se quiere coincidir con la cita olímpica, retrasada un año por la pandemia.


Y en el Este, todo abierto con los Bucks de Giannis de favoritos


La renovación de cinco años por el máximo posible a Antetokounmpo (pasa a ser el jugador mejor pagado del deporte americano con un total de 228 millones) hace pocos días ha aliviado a los gerentes de Milwaukee, que veían seriamente cómo podían quedarse sin su estrella en menos de un año. Con él en cancha han ganado las dos últimas fases regulares de la conferencia Este, aunque después no estuvieron a la altura de las expectativas en los playoffs.


Con este montaje anunciaron los Bucks la importante renovación de su estrella. // Foto: Twitter oficial de Milwaukee.


Para este curso, sin embargo, seguirán llevando el cartel de favoritos que compartirán otra vez con Miami y Boston, los dos finalistas del Este en Orlando. La cultura de equipo aguerrido y luchador ha vuelto a calar en los Heat, liderados por Butler y Adebayo; mientras que los Celtics, con Brown y sobre todo Tatum a la cabeza, siguen construyendo un proyecto que ya se hizo con Kemba Walker hace un año y en este se ha reforzado con veteranos como Teague y Tristan Thompson, aunque ha perdido a Hayward.


Un peldaño por debajo se encuentra Philadelphia, que en este mercado de fichajes parece que ha encontrado piezas que se adaptan mejor a sus figuras, Simmons y Embiid. Seth Curry (Mavs), Dwight Howard y Danny Green (ambos de los Lakers campeones) son nombres que dan brillo a una plantilla que es más realidad que la de los Nets, donde la reaparición de Durant e Irving es una gran noticia.


Sin embargo, la duda es saber si tendrán capacidad de conjunción y continuidad para poder estar con los mejores. Un interrogante que también se cierne, aunque con sentidos distintos, sobre Toronto. Los Raptors, que jugarán en Tampa hasta que las medidas del Covid permitan su vuelta a Canadá, han perdido a Marc Gasol e Ibaka. Dos referentes interiores para un bloque que los últimos años ha ido perdiendo nombres importantes y rotación con vista a playoff.


De los demás, Atlanta, Washington e Indiana son otras tres franquicias con mimbres para competir, pero presumiblemente con un techo del que no podrán pasar. Y no por falta de calidad, sino por falta de madurez en sus proyectos. Y eso que los Hawks han rodeado a Trae Young de talento tirador (Bogdan Bogdanovic) y experiencia (Gallinar, Capella i y Rondo) para soñar con entrar a playoffs, mientras que Washington se ha decidido por Westbrook (fichado de Houston) para hacer dúo con Bradley Beal y convertir a los Wizards en aspirantes claros a terminar entre los ocho primeros.


Un objetivo, por nivel, comprensible y hasta obligatorio para Indiana, que sigue sin una estrella de la liga que pueda liderar un fantástico bloque de jugadores (Oladipo, Brogdon, Sabonis y TJ Warren de destacados) que hace cinco temporadas que cae eliminado en primera ronda.

NBA Lakers LeBron James Marc Gasol Ricky Rubio